Primera reunión de la mesa consultiva sobre transparencia de las entidades no lucrativas

Se hará un llamamiento para formar parte de una muestra de entes que sirvan de referente para el resto

Reunio-Taula-Tarnsparencia-03-360pxReunio-Taula-Tarnsparencia-02-360pxReunio-Taula-Tarnsparencia-01-360pxExtender la idea de que la transparencia en las entidades es un valor que da credibilidad y definir una muestra representativa de las organizaciones para poner a prueba los criterios de transparencia. Estos son los dos mensajes que más se repitieron durante la primera reunión de la mesa consultiva sobre transparencia de las entidades sin ánimo de lucro, que también fue la oportunidad para presentar el espacio web del proyecto TransparEnt. La reunión se llevó a cabo el viernes 5 de junio en Torre Jussana y reunió a representantes de diferentes instituciones, federaciones y asociaciones. El objetivo era concretar los indicadores y criterios de acreditación de transparencia de las entidades no lucrativas e iniciar el proceso de selección de un grupo de entidades para poner a prueba los diferentes indicadores con la intención de que posteriormente el resto de entidades dispongan de modelos de buenas prácticas en materia de transparencia.

La reunión, presidida por el Comisionado de Participación Ciudadana y Asociacionismo del Ayuntamiento de Barcelona, Carles Agustí; el Director General de Acción Cívica y Comunitaria, Ramon Terrassa; la directora del LPCCP, Amparo Moreno, y el coordinador del proyecto y miembro del LPCCP, Pedro Molina, contó también con la participación de la responsable del PNAV, PFVC y Voluntariat.org, Araceli Crespo; el representante territorial del Deporte en Barcelona por la Secretaria General de l’Esport, Santiago Siquier; los representantes del servicio de Promoción y Dinamización de la Direcció General de Cultural Popular, Associacionisme i Acció Culturals, Cristina Sanchís y Oriol Cendra; la gerente de la CONFAVC, Alba Gómez; el gerente de ECAS, Jordi Gusi; la gerente de la Federació Catalana de Voluntariat Social, Eulalia Mas; el miembro de la junta directiva de la Federació de Ateneus, Carlos Pablos; la técnica de ECOM, Eva Bonamusa; la técnica de comunicación del Secretariat d’Entidats de Sants, Andrea Comajuncosa; el director del Consell d’Associacions de Barcelona, Miguel Ángel Aragón; el secretario técnico del Código Ético de las Asociaciones de Barcelona, Ramon Torra; la responsable del área de organización de la Taula del Tercer Sector, Anna Albareda, y el presidente del Consell d’Associacions de Barcelona, Alfons Tiñena.

En una primera ronda de intervenciones, la mayoría de los representantes constataron las dificultades que tienen muchas asociaciones, la mayoría pequeñas, para asumir los objetivos de la transparencia. En este sentido, se marcó como reto llegar a todas las entidades y se destacó la importancia de la formación y el proceso pedagógico para asumir la necesidad de transparencia.

Uno de los puntos que creó más consenso fue la necesidad de la autocertificación. “El sector de las entidades debe iniciar un proceso de reflexión y abandonar la lógica de la queja por excesiva regulación, y avanzar hacia priorizar la ampliación de base social y credibilidad gracias a la transparencia”, en opinión del director general d’Acció Cívica i Comunitària, Ramon Terrassa, que reafirmó la apuesta del Govern de la Generalitat por la autoevaluación de las entidades.

En la misma línea se expresaron otros representantes como el presidente del Consell d’Associacions de Barcelona, Alfons Tiñena, reclamando “ser transparentes por autoexigencia y no por obligación”, o la del miembro del Servicio de Promoción y Dinamización de la Direcció General de Cultura Popular, Oriol Cendra, defendiendo que hay que “borrar la sensación de penalización” a las entidades.

El coordinador del proyecto TransparEnt, Pedro Molina, puso de relieve la evidencia de que “la transparencia de las entidades todavía se ve como una cuestión interna, cuando el sentido siempre debe ser hacia fuera; es importante que quien observa nos vea como transparentes porqué el rendimiento de cuentas lo pide la sociedad”. Por su parte, la directora del Laboratorio, Amparo Moreno, explicó que uno de los retos actuales es “establecer unos criterios de estandarización útiles, porque hay demasiada información y desordenada”.

En cuanto a la selección de entidades que apliquen los indicadores de transparencia para conseguir modelos referentes para el resto de asociaciones, se convino que la representación debe ser amplia y variada “constatando la correlación de la presencia de estas entidades en Cataluña, sociales, comunitarias, culturales, deportivas, ambientales, juveniles, de cooperación …”, según Ramon Terrassa,” a la vez que hay que dar oportunidad de estar allí a quien lo pida”.