Luces y sombras de la Ley de la Transparencia

Amparo Moreno Sardà, directora del LPCCP.

La Associació d’Amics UAB organizó un debate en el Col·legi de Periodistes de Cataluña, con el título “Luces y sombras de la Ley de la Transparencia”. El acto contó con la participación de Rafael Ribó, Síndic de Greuges de Cataluña, Jordi Foz, Secretario de Transparencia y Gobierno Abierto de la Generalitat y Amparo Moreno, Directora del Laboratorio de Periodismo y Comunicación para la Ciudadanía Plural de la UAB. La sesión se celebró el pasado 26 de abril y fue moderada por Francesc Cayuela, miembro de la Junta Ejecutiva de la Asociación de Amics de la UAB y Jordi Foz, Secretario de Transparencia y Gobierno Abierto de la Generalitat.

El título escogido para el debate fue celebrado por Rafael Ribó, quien destacó que en relación al resto de estados de la UE, España y Cataluña han asumido muy tarde la importancia de la transparencia y el derecho de los ciudadanos al acceso a la información. Finalmente, dijo, se ha hecho un cambio normativo ante los numerosos casos de corrupción y por ello se ha querido hacer una ley que presenta muchos problemas para su cumplimiento. El Síndic de Greuges tiene el encargo de hacer un informe anual sobre la aplicación de la Ley. El primero se hizo en 2016 y en las conclusiones se señaló que hace falta más publicidad, formación e información sobre la Ley. Ribó remarcó que se debe avanzar hacia un cambio de paradigma en la relación ciudadanía-poderes públicos, para que los segundos estén al servicio de los primeros.

Francisco Cayuela, miembro de la junta de Amics de la UAB; Amparo Moreno Sardà, directora del LPCCP; y Jordi Foz, Secretario de Transparencia y Gobierno Abierto de la Generalitat.

La Dra. Amparo Moreno presentó los resultados de la evaluación de la transparencia de los ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones de Cataluña, Infoparticipa 2016. Este estudio se hace considerando sólo 52 indicadores, de las 130 obligaciones que la Ley determina. Sin embargo, y pese a que el número de las administraciones públicas que cumplen ha aumentado, el 90% de los ayuntamientos no consiguen una puntuación suficiente para conseguir el sello de transparencia que otorga la UAB. Por ello propuso una reformulación de la noción de comunicación pública y una transformación de los gabinetes de prensa de las administraciones para garantizar el derecho a la información.

Francisco Cayuela, de Amics de la UAB y Rafael Ribó, Síndic de Greuges de Cataluña.

El Secretario de Transparencia y Gobierno Abierto, también insistió en esta idea, afirmando que hay que reformar a fondo la administración porque hay un cambio de cultura y de organización que afecta a las personas y los procesos. Jordi Foz, explicó que se ha aprobado el Plan de Gobierno Abierto 2017-2018, dividido en 5 ámbitos, el primero de los cuales es la transparencia. Con su desarrollo se debe conseguir generar más participación ciudadana y por ello es imprescindible hacer información comprensible.

El diagnóstico que se hizo sirve también para entender las dificultades que tienen las entidades sin ánimo de lucro para aplicar la Ley de Transparencia y, a la vez, la importancia de hacer este cambio de cultura, que debe fortalecer a las entidades, potenciar la participación y mejorar la gestión de las organizaciones.